VERSÍCULOS QUE PRESCRIBEN EL ASESINATO DE OTROS INOCENTES

VERSÍCULOS QUE PRESCRIBEN EL ASESINATO DE OTROS INOCENTES

Los autores de diferentes libros de la Biblia quieren el asesinato con formas de muerte crueles a aquellas personas inocentes que no sigan la estricta ortodoxia religiosa que dichos autores pretenden imponer de manera despótica, inocentes a las que más tarde la Iglesia llamaría “herejes”:

Antiguo Testamento:

Deuteronomio 28:15 y siguientes: el que no siga a rajatabla toda la ortodoxia religiosa merecerá todo tipo de castigos, incluyendo la muerte.

Isaías 26: 21: genocidio de todos los que no sigan la ortodoxia religiosa.

Daniel 3:6: al que no se postre y adore a Dios hay que echarlo inmediatamente a un horno de fuego ardiente.

Éxodo 19: 12-13: el que no cumpla la norma religiosa morirá apedreado o apuñalado.

Éxodo 31:14-15: ídem.

Esdras 6:11: ídem, pero colgando al “hereje” de una madera y quemando su casa, y su familia que se quede de patitas en la calle, por usar palabras actuales.

Números 15: 32-36: Dios ordena a Moisés que lapiden a un hombre inocente simplemente por coger leña en sábado y así lo hicieron.

Levítico 20:27: hay que asesinar con lapidación a médiums y espiritistas.

Levítico 24:14: hay que apedrear al que maldiga.

Levítico 24:16: el que blasfeme ha de morir apedreado, tanto si es judío como extranjero.

Levítico 24:23: Moisés hace lapidar a un hombre por maldecir.

Éxodo 21: 17: muerte para el que maldiga a su padre o su madre.

Isaías 66: 16: genocidio divino.

Levítico 15:17.

 

Nuevo Testamento:

Romanos 1:18-30: aquellos que no sigan los estrictos dogmas religiosos que San Pablo quiere que sigan merecen muerte, por inocentes que sean.

Romanos 6:23: ídem.

Marcos 16:16: el que no crea en la ortodoxia religiosa cristiana será condenado.

Romanos 2:12.

Colosenses 3:6.

1 Tesalonicenses 5:3.

Es justo decir que los autores de los diferentes libros bíblicos prevén unos tipos de muertes a inocentes (el apedreamiento era su favorita, seguida de la hoguera) menos crueles que las que eran normales en las diferentes culturas del mismo Oriente Medio en que vivían esos autores judíos. Así, en los reinos e imperios mesopotámicos, babilónicos, asirios, persas o egipcios se usaban ejecuciones extremadamente dolorosas como el empalamiento, el desollamiento o la crucifixión.

No obstante, estos Versículos Dañinos impusieron una auténtica dictadura social opresiva y represiva en la sociedad judía y en las sociedades cristianas hasta el triunfo de las ideas liberales que surgieron de la Ilustración.

Y lo racional es entenderlos en el contexto de las sociedades despóticas que se desarrollaron en casi todo el mundo a partir de una etapa del Neolítico y hasta el triunfo de la Revolución Americana, la Revolución Francesa y otras revoluciones liberales, y no como la palabra de un Dios benevolente y tolerante que ama a todas la criaturas que hay en la Tierra.