VERSÍCULOS QUE DAÑAN A INOCENTES SEXUAL Y SENTIMENTALMENTE LIBRES

VERSÍCULOS QUE DAÑAN A INOCENTES SEXUAL Y SENTIMENTALMENTE LIBRES

Un tipo de daño importante que se puede infligir a una persona inocente es dañar su reputación y autoestima, así como manipular a la gente a su alrededor para que se vuelvan contra dicho inocente, lo maltraten y lo marginen. Es lo que suelen hacer los bullyes, maltratadores y narcisistas perversos.

Pues eso es justamente lo que hacen los autores de ciertos libros bíblicos:

Proverbios 5:3-5: denigra a las prostitutas.

Proverbios 23:27-28: ídem.

 

Nuevo Testamento:

Apocalipsis 21:8: El autor de este libro, que según los expertos fue el apóstol Juan, pone a los que tienen sexo fuera del matrimonio al mismo nivel que los asesinos y añade que todos ellos son tan malos que merecen arder con fuego y azufre, a pesar de que sean unos inocentes que no hayan hecho ningún daño a nadie.

Gálatas 5:19: San Pablo considera que cualquier tipo de sexualidad fuera del matrimonio es algo inmundo, asqueroso, y por tanto el que lo practica es sucio.

Corintios 6:9-10: San Pablo vuelve a difamar a los que tienen sexo fuera del matrimonio llamándolos injustos y equiparándolos a los ladrones y estafadores.

Hebreos 13:4: les vuelve a pisotear su honorabilidad diciendo que no son honrosos y que por tanto Dios los juzgará.

Efesios 5:5: les vuelve a rebajar afirmando que son tan reprobables que Dios les rechazará.

1 Corintios 6:18

Mateo 5:32: el que se divorcia comete adulterio, algo duramente condenado y castigado con la muerte en diversos versículos.

Mateo 19:9: ídem

Apocalipsis 17:1-5

Esos ataques a la reputación de inocentes están pensados para avergonzarlos, para hacer que se sientan mal y la consecuencia de tales humillaciones es arruinar su honorabilidad, el desprecio y prejuicio social, la marginación, el daño a su autoestima, el sentimiento de culpa y otros perjuicios que van desde pequeños a muy grandes.