VERSÍCULOS QUE DEGRADAN AL COLECTIVO LGTBI

VERSÍCULOS QUE DEGRADAN AL COLECTIVO LGTBI

Antiguo Testamento:

Levítico 11:28: afirma que los actos homosexuales son abominables, dañando gravemente el honor del colectivo LGTBI.

Levítico 18:22: ídem.

Reyes 14:24: ídem.

Reyes 15:11-12: Asa hizo lo recto a los ojos de Dios, como su padre David, porque quitó del país a los homosexuales.

Reyes 22:43-46: y su hijo Josafat también cumple la voluntad de Dios barriendo de la tierra a los homosexuales que quedaban.

Deuteronomio 22:5: pisotea la honorabilidad de transexuales y travestis, diciendo que es abominable llevar ropas propias del sexo contrario.

Nuevo Testamento:

Timoteo 1: 8-10: San Pablo roba injustamente la dignidad y la reputación de homosexuales que no hacen daño a nadie poniéndoles al mismo nivel que asesinos, secuestradores, mentirosos e impíos.

Corintios 6:9-10: San Pablo vuelve a difamar llamando injustos y equipara a los ladrones y estafadores a los que tienen relaciones homosexuales y a los afeminados, a pesar de ser unos inocentes que no hacen ningún daño a nadie por tener relaciones sexuales consentidas o por hablar y tener gestos afeminados.

Todo ello ha tenido consecuencias devastadoras para el colectivo LGTBI en las sociedades en que la mayoría eran o son cristianos tradicionalistas, como maltrato físico, verbal y psicológico, bullying (el 90% lo sufre), rechazo social generalizado, miedo (el 70% lo padece ansiedad en USA, cifra que es probablemente muy superior en países con mayoría cristiana fundamentalista y conservadora), angustia, depresión (57%, cifra seguramente muy superior en países con mayoría cristiana tradicional), baja autoestima y otros problemas de salud mental (más del 80% en USA). También se caracteriza por porcentajes elevados que personas que se plantean el suicidio (45% de LGTBI y 59% de transgénero en USA, pero esas cifras son considerablemente mayores en países con mayoría social ultracristiana) y otros más bajos que lo han intentado sin éxito (33%) o con éxito. 

Un Dios benigno nunca querría todo eso.