¡EVITEMOS DAÑEMOS EN EL ISLAM!: SOMETIMIENTO Y DISCRMINACIÓN DE JUDÍOS Y CRISTIANOS (DHIMMA)

VER VIDEO

Tanto judíos como cristianos siguen sufriendo discriminación, violencia y restricciones a su libertad religiosa por parte de musulmanes fundamentalistas, sobre todo en los países de mayoría islámica, causada por ciertas interpretaciones del Corán.


1.-VICTIMIZACIÓN DE JUDÍOS

Está bastante extendida, teniendo un fuerte impacto en comunidades enteras de hebreos. Por ejemplo, en Irán son objeto de vigilancia y discriminación. Tienen restricciones en la vida pública y política y se les prohíbe viajar a Israel. Por todo ello bastantes se han visto obligados a emigrar a Estados Unidos. Los pocos que han quedado pueden practicar su religión en cierta medida, pero son sometidos a limitaciones significativas y a menudo son vistos con sospecha.

En Yemen, la situación es aún más grave. La comunidad judía ha disminuido drásticamente debido a la violencia y la persecución. Los pocos hebreos que quedan viven bajo constante amenaza.

Y en otros países de Oriente Medio también han venido sufriendo episodios de violencia, destrucción de sinagogas y cementerios, así como discursos de odio en medios de comunicación y sermones religiosos. Esta hostilidad ha llevado a la migración de muchas comunidades judías, que buscan seguridad y una vida libre de persecución.

Incluso en Occidente tienen lugar ataques de musulmanes a judíos inocentes.

Leer ¡NO DAÑEMOS!: Combatamos las agresiones injustas contra judíos

 ¡NO DAÑEMOS! No seamos antisemitas


2.-ABUSO DE CRISTIANOS

Por ejemplo, En Egipto, los coptos cristianos han venido siendo objeto de violencia sectaria, incluyendo ataques a iglesias y hogares, y sufren discriminación sistemática en aspectos como el empleo y la educación. Los cristianos en Irán también padecen arrestos y encarcelamientos, a causa de sus prácticas religiosas, y las iglesias son frecuentemente allanadas por las autoridades.

En Pakistán la Ley de Blasfemia se ha utilizado para acusar falsamente a estos creyentes, llevando a encarcelamientos injustos y, en ocasiones, a ejecuciones extrajudiciales. Las conversiones forzadas y los ataques a iglesias son comunes, creando un ambiente de miedo e inseguridad. Y también hay abusos en otros países, como Indonesia.

¿QUÉ DICE EL CORÁN SOBRE ELLO?

Corán 9: 29:

“Combatan a aquellos que no creen en Alá ni en el Día del Juicio Final, ni prohíben lo que Alá y Su Mensajero han prohibido, ni siguen la religión de la verdad (es decir, el islam) de entre aquellos que recibieron la Escritura (judíos y cristianos), hasta que paguen la jizya con disposición voluntaria y se sientan subyugados.

La «dhimma» o «dhimmi» hace referencia a ese estatus de subyugación otorgado a creyentes de religiones abrahámicas (judíos y cristianos) que viven en un estado islámico a cambio del pago de un impuesto llamado «jizya». Se les tolera y protege, pero manteniéndose en un estatus de supeditación, de ciudadanos de segunda categoría.

Por ello tradicionalmente en los países dominados por el islam se permitía a los seguidores de otras religiones monoteístas practicar su religión, pero estaban obligados a pagar el impuesto (jizya). El dhimmi recibía un recibo de pago, ya sea en forma de un trozo de papel o pergamino o como un sello humillantemente colocado en su cuello, y a partir de entonces se veía obligado a llevar este recibo a dondequiera que fuera dentro del ámbito del islam. La falta de presentación de dicho recibo actualizado a petición de un musulmán podría resultar en la muerte o la conversión forzada al islam.

No sólo tenían que pagar muchos más impuestos que los musulmanes, sino que además estaban sometidos a discriminación e inferioridad de derechos, como que su palabra podía valer hasta ¼ de la de un musulmán, menor cantidad de tierras poseídas, no poder tener armas o deber entregar a hijos de 7 años para servir en el ejército de por vida. Por esas razones millones de convirtieron al islam.

Afortunadamente la dhimma se ha abolido en todas partes, aunque Estado Islámico la aplicó en Siria e Irak, así como el primer gobierno talibán en Afganistán. No obstante, siguen dándose todos los abusos antes explicados.

REINTERPRETEMOS EL CORÁN

Por suerte cada vez hay más musulmanes modernistas que se oponen a todo lo antes mencionado, interpretando el Corán en el contexto de autodefensa y situaciones específicas de guerra en la época de Mahoma. Leer más… 

Ayudémosles a que extiendan esa visión más benigna y tolerante entre las comunidades musulmanas. ¿Cómo podemos apoyarles? Para empezar, firmando las siguientes campañas para pedir:

  1. A todos los líderes religiosos musulmanes interpreten el Corán de forma benigna. Firmar…

     

  2. A todos los gobiernos que fomenten un islam inocuo, tolerante y respetuoso. Firmar…

     

  3. Que combatan efectivamente el yihadismo y el fundamentalismo dañino. Firmar…

     

  4. Que impidan los discursos del odio y daño a inocentes. Firmar…


¡NO DAÑEMOS!: Evitemos que clérigos promuevan leyes y hagan prédicas que violan los derechos humanos

  1. Que expulsen a los inmigrantes terroristas, yihadistas y fundamentalistas. Firmar…

     

  2. Una política migratoria que impida la llegada de ese tipo de personas. Firmar…

     

¡NO DAÑEMOS!: Abrámonos a la inmigración inocua y cerrémonos a la dañina

Y para continuar, firmando también en estas campañas… 

Si no haces algo de lo anterior, eres coadyuvante de ello. Si lo haces, eres parte de su solución.

¡NO DAÑEMOS!: No seamos cómplices no coadyuvantes de la injusticia

Gracias por firmar y compartir para conseguir un islam bondadoso, tolerante y liberal y con ello un mundo mejor.

 Xavier Paya 

Iniciativa ¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

 

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor

 

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen cualquier tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.