¡EVITEMOS DAÑOS EN EL ISLAM!: REFORMEMOS SU PARTE DAÑINA

El Corán tiene una serie de preceptos que predican la benignidad hacia los demás. Prescribe hacer el bien a parientes y vecinos, dar a los pobres, huérfanos y necesitados, tener hospitalidad con los viajeros y prestar ayuda al que la pide. Predica la sinceridad, el perdón, la reconciliación, la amabilidad y evitar insultos, cotilleos y hablar mal de los demás su espalda. También menciona la caridad y la misericordia.

Al mismo tiempo, otros versículos estimulan a parte de los creyentes a hacer daño, incluso grande, a inocentes, como los siguientes:

  • Judíos y cristianos: someterlos y discriminarlos (dhimma). Leer más…
  • Ateos, agnósticos, hindús, budistas, etc.: desde someterlos hasta asesinarlos. Leer más…
  • Mujeres: asesinato, agresión, violación, esclavitud sexual. Leer más…
  • Mujeres: valen la mitad que los hombres, son deficientes mentales, carecen de virtud, son inferiores y por tanto deben estar sometidas a sus maridos, son mayoría en el infierno y otras denigraciones. Leer más…
  • Niñas: matrimonio forzoso, violación, mutilación de clítoris. Leer más…
  • Los que ejercen su libertad sexual (zina): represión. Leer más…
  • Los que critican el islam (blasfemia): castigos crueles. Leer más…
  • Los que abandonan el islam (apostasía): asesinato y maltrato. Leer más…

También defienden:

  • Castigos corporales, como la amputación, crucifixión, lapidación o latigazos. Leer más…
  • Encerrar a mujeres en su casa hasta que mueran de hambre y sed. Leer más…


¡TERMINEMOS YA CON TODAS ESAS CRUELDADES Y OPRESIONES!

Afortunadamente ha tenido un lugar un proceso reformista gracias al cual en casi todas las comunidades musulmanas se ha erradicado la esclavitud moderna, la dhimma o encerrar a mujeres para que mueran de hambre y sed. Pero queda mucho camino por recorrer, ya que la mayor parte de injusticias antes mencionadas se siguen aplicando en la mayoría de países musulmanes a todos los niveles: religioso, social, político y legal.

La buena noticia es que cada vez hay más musulmanes progresistas y académicos modernistas que están llevando a cabo interpretaciones reformistas y tolerantes del Corán. Argumentan que el mensaje central de este libro es de justicia, igualdad y compasión, y que cualquier interpretación que contravenga estos principios debe ser reevaluada.

Cuestionan la autenticidad de los Hadices, ya que se redactaron varios siglos tras la muerte de Mahoma, en base a supuestas transmisiones orales. Los que hemos participado en el juego de sentarse un grupo de personas en círculo e ir susurrando una frase a la oreja de la que tenemos a la derecha, que a su vez lo hace con la siguiente y así sucesivamente, sabemos cómo se acaban tergiversando los mensajes orales al pasar de una persona a otra. Por otro lado, ven contradicciones entre los Hadices y el Corán.

También tienen en cuenta el contexto histórico de los diferentes versículos del Corán, concretamente en el siglo VII en la Península Arábiga, en que las pautas culturales y sociales eran las típicas de la Edad Media: conquistas, matanzas, botines de guerra, esclavitud, sometimiento de las mujeres, castigos crueles, múltiples violaciones de los derechos humanos, etc.


Leer ¡NO DAÑEMOS!: Entendamos cada precepto religioso en el contexto histórico en que se redactó

Las interpretaciones y aplicaciones de los textos de esta religión han variado considerablemente a lo largo del tiempo y entre diferentes escuelas de pensamiento islámico. Y los musulmanes modernistas consideran que es necesario adaptar esas interpretaciones a los tiempos actuales, de tal manera que sean compatibles con los derechos humanos y las libertades.

Asimismo, tienen en cuenta las circunstancias en las que ocurrieron los eventos descritos en el Corán. Por ejemplo, en ocasiones se trataba de reacciones defensivas a ataques de enemigos o incumplimiento de pactos por parte de éstos. Además, consideran que ciertos versículos deben ser entendidos en un marco metafórico más que como mandatos literales y universales.

Fomentar este islam benigno y respetuoso es parte de la solución del problema del islam opresivo, represivo y conservador. La otra pata es combatir el cáncer del fundamentalismo dañino.

¡NO DAÑEMOS!: Elijamos la mejor versión de cada religión

¡NO DAÑEMOS!: Seamos racionales


¡CONTRIBUYAMOS A QUE SE EXPANDA EL ISLAM BONDADOSO Y TOLERANTE!

Los musulmanes liberales son una minoría, que además está mal vista por la mayoría, compuesta por tradicionalistas, tanto moderados como fundamentalistas. Incluso son víctimas de acoso, amenazas, agresiones y asesinatos por parte de estos últimos.

La buena noticia es que en bastantes países el número de creyentes reformistas está creciendo debido al proceso de modernización y secularización que afecta a sectores de buena parte del planeta. Pero todavía queda muchísimo camino por recorrer.

¿Cómo podemos ayudar para que este islam benigno y transigente pase de ser minoritario a mayoría? Firmando estas campañas para pedir:

1. Que todos los líderes religiosos musulmanes interpreten el Corán de forma benigna. Firmar…

2. A todos los gobiernos que fomenten un islam inocuo, tolerante y respetuoso. Firmar…

3. Que todos los colegios eduquen en la ética de no hacer daño. Firmar…

¡EVITEMOS DAÑOS!: Eduquemos a los niños en la ética de la bondad


¡HAGAMOS ALGO PARA EXTIRPAR EL CÁNCER DEL FUNDAMENTALISMO Y YIHADISMO!

El terrorismo y el integrismo islámico causan muchos daños a millones de inocentes. ¿Qué podemos hacer para reducirlo a la mínima expresión? Para empezar, firmando las siguientes campañas para pedir a todos los gobiernos:

1. Que combatan efectivamente el yihadismo y el fundamentalismo dañino. Firmar…

2. Que impidan los discursos del odio y daño a inocentes. Firmar…

¡NO DAÑEMOS!: Impidamos que clérigos hagan prédicas y promuevan leyes que violan los derechos humanos

3. Que reconozcan el derecho de los niños a no recibir adoctrinamiento nocivo. Firmar…

¡NO DAÑEMOS!: Pensemos por nosotros mismos y borremos el adoctrinamiento venenoso

4. Que deroguen los delitos de origen religioso. Firmar…

5. La expulsión de inmigrantes terroristas, yihadistas y fundamentalistas. Firma…

6. Una política migratoria que impida la llegada de ese tipo de personas. Firmar…

¡NO DAÑEMOS!: Abrámonos a la inmigración inocua y cerrémonos a la dañina

Para continuar puedes:

1. Compartir las 9 campañas y este artículo con el máximo de personas.

2. Convencer a los musulmanes que conozcas de la importancia de que el islam sea no dañino y respete la libertad y derechos de los demás. Leer más…

¡NO DAÑEMOS!: Presionemos para cambiar el lado nocivo de las religiones

Y, para terminar, tienes la posibilidad de tomar otras iniciativas que se te ocurran.

Si no haces algo de lo anterior, eres coadyuvante del gran problema del fundamentalismo y terrorismo islámico (y por tanto, luego no te quejes del mismo). Si lo haces, eres parte de su solución.

¡NO DAÑEMOS!: No seamos cómplices ni coadyuvantes de la injusticia

¡NO DAÑEMOS!: VEAMOS la parte dañina de las religiones

¡NO DAÑEMOS!: REFORMEMOS la parte dañina de las religiones

¡NO DAÑEMOS!: Opongámonos al dogmatismo tóxico

Gracias por contribuir a conseguir un islam bondadoso, tolerante y libre de crueldad y con ello un mundo mejor.

 

 Xavier Paya 

Iniciativa ¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

 

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor

 

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen ningún tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.