¡NO DAÑEMOS!: PERMITAMOS EL ABORTO INOCUO Y EVITEMOS EL DAÑINO

El aborto inocuo es cuando el feto no siente, durante las primeras semanas, mientras que el dañino es cuando su sistema nervioso y cerebro están lo suficientemente desarrollados como para sentir dolor.

No hay un consenso científico sobre a partir de qué semana puede experimentar dolor. Ante la duda, es preferible ser conservador, en beneficio del bebé.

Terminar con el feto durante las primeras semanas es algo neutro, ya que es un ser vivo no sintiente, como una planta. En cambio, su madre sí puede sentir sufrimiento, por lo que lo justo es protegerla.

Es cruel hacer sufrir a una mujer que ha abortado condenándola a vivir durante años en una cárcel, en algunos lugares durante muchos años o incluso durante toda la vida, y además en algunos países en condiciones muy duras.

Es de ser despiadado destrozar así la vida de una persona, especialmente cuando las víctimas son unas chiquillas adolescentes.

El crimen no es abortar un ser vivo que no siente nada, sino secuestrar en una prisión y causar importantes daños morales a una mujer que no ha causado ningún sufrimiento a nadie.

En realidad, a pesar de las apariencias, a bastantes de los partidarios de criminalizar todo tipo de aborto con pena de cárcel les suele preocupar poco el bienestar del feto, ya que suelen ser los mismos a los que menos les importa el sufrimiento de los demás. Es, por ejemplo, es caso de las crueldades sufridas por los animales en fiestas populares o granjas industriales (normalmente son los más anti derechos de los animales) o el dolor y la muerte en las guerras (acostumbran a ser los más nacionalistas y belicistas). Y generalmente son los menos empáticos con el daño moral o físico que se cause al colectivo LGTBI (suelen a ser los más homófobos), los padecimientos, a veces insoportables, de los que piden la eutanasia (a menudo son los más contrarios a este derecho), etc. 

Luego entonces, si suelen estar entre el segmento menos compasivo de la sociedad, ¿por qué muestran esa aparente consideración hacia el feto?

Por dogmatismo religioso, por obsesión con imponer sus normas religiosas a toda la sociedad, del mismo modo que lo han conseguido durante mucho tiempo con la prohibición del divorcio, la penalización de los actos homosexuales, de la eutanasia, etc.

 

Bajo una apariencia de moralidad y consideración hacia un ser vivo, en realidad lo que se esconde en ocasiones es un tradicionalismo obstinado en mantener múltiples injusticias y un gregarismo dañino que implica la adhesión incondicional a la doctrina del grupo, sea benigna o abusiva. A veces también un rebañismo tóxico que empuja a ir adonde vaya su manada, ya sea hacia un pasto o a tirarse a un pozo, un tipo de religiosidad maligna con algunos colectivos que no encajan en sus estrechos esquemas y un autoritarismo que quiere imponer sus normas religiosas a los demás. 

No hay nada de malo en ser abortista, pero sí en causar sufrimientos (en ocasiones muy grandes) a la mujeres que han abortado de un feto que no siente nada.

Pero todos podemos cambiar. Desgraciadamente todos hemos causado daños, todos hemos tenido formas de pensar y actuar malévolas y todos tenemos nuestro lado oscuro. Pero afortunadamente, todos o casi todos tenemos un sentido innato de la justicia, podemos arrepentirnos, enmendar y convertirnos en mejores personas, más empáticas y benignas.

Gracias por compartir si crees que estas ideas ahorrarán padecimientos a mujeres inocentes que no han causado ningún sufrimiento a nadie,

 Xavier Paya 

¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor.

 

Lee: ¡EVITEMOS DAÑOS!: Respetemos la muerte indolora de los demás

Lee: otros artículos de ¡NO DAÑES!…

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen cualquier tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.

¿QUIERES AYUDARNOS EN ELLO PARA DEJAR UN MUNDO MEJOR AL QUE HAS ENCONTRADO?