¡EVITEMOS DAÑOS!: HABLEMOS DE POLÍTICA Y RELIGIÓN

Hay bastante gente que todavía cree en el tabú de que no se debe hablar de política y religión en reuniones o chats de amigos o familia. Ello es especialmente así cuando es para criticar credos e ideologías extendidos, por mucho que tengan una parte muy dañina, como el cristianismo e islam tradicionalistas o el comunismo.

¡ESTEMOS POR ENCIMA DE DICHOS DOGMAS!

Porque la justicia está por encima de todos esos convencionalismos mediocres. Hablar claro y denunciar cualquier tipo de abuso y sus causas en cualquier tipo de foro es efectivo para acabar con ellos. Sin duda habrá personas con un sentido de la justicia bajo o medio a los que no les gustará ese tipo de denuncias públicas. Pero la justicia está por encima de intentar complacer a todo el mundo, incluidos aquellos que desearían que se perpetuase el abuso, y sobre todo a los autores y cómplices del mismo.

Algunos dicen que todas las religiones e ideologías siempre son respetables. Pero entonces, ¿deberíamos respetar el nazismo? ¿O la antigua religión cartaginesa, que hacía sacrificios humanos con niños? Si bien es cierto que conviene que la norma general sea la cultura del respeto, ello tiene un límite: el abuso. Ningún atropello es respetable y cuando una forma de pensar hace apología de la maldad pierde su honorabilidad.

Tomemos como ejemplo a los Países Bajos, el país más avanzado en este tema y en muchas otras cosas más. Allí se puede hablar y se habla con plena libertad de todo tipo de temas, incluyendo de religión y política, sin ningún tipo de pelos en la lengua ni de censura de lo política o religiosamente correcto.

Hagamos con ellos y ¡QUITÉMONOS CORSÉS QUE NOS OPRIMEN!

Porque, además, la radiografía de las maldades es la siguiente: estas siempre tienen una base individual y la mayor parte de ellas poseen también un componente social, a menudo con un efecto rebaño. Y siempre cuentan con un lado político, porque los estados o bien las permiten, aprueban o incluso fomentan y/o cometen o, por el contrario, las prohíben y luchan contra ellas en diferentes grados.

Y una parte de las injusticias tiene también un componente religioso, ya que se cometen porque hay religiones que impulsan a sus fieles a cometerlas. A veces hay un componente económico, cuando la finalidad de las mismas es enriquecerse. Y pueden existir también otras dimensiones, pero siempre y ante todo son un tema MORAL, sobre qué está bien y qué está mal.

Por tanto, para abordar los atropellos de forma directa, clara, completa y eficaz es inevitable hablar de todos esos componentes, tocando también el aspecto político y religioso, superando viejos tabús.

Digamos la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, como en un juicio o una investigación científica. No tengamos la cabeza gacha sin atrevernos a sacar a luz ciertas villanías porque proceden de determinadas ideologías políticas o religiones. ¡SE ACABARON LAS VACAS SAGRADAS!

No tengamos miedo y rebelémonos contra dogmas que preservan injusticias. Porque en bastantes países ya no existen el oscurantismo de las sociedades del pasado tiranizadas con los horrorosos aparatos de tortura de la Santa Inquisición.

Ya no nos pueden hacer callar tapando nuestras bocas mediante leyes que condenan, incluso con la muerte, la crítica a la religión (el denominado delito de blasfemia), o a través del aparato policial represivo de dictaduras que oprimen a cualquier disidente. Afortunadamente en la actualidad bastantes vivimos en sociedades libres y abiertas.

¡ABAJO LA CENSURA Y VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!

Gracias por compartir si consideras que hacerlo conduce a un mundo mejor,

 Xavier Paya 

¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor.

 

Lee: ¡NO DAÑEMOS!: No neguemos ni minimicemos las maldades.

Lee: otros artículos de ¡NO DAÑES!…

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen cualquier tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.

¿QUIERES AYUDARNOS EN ELLO PARA DEJAR UN MUNDO MEJOR AL QUE HAS ENCONTRADO?