¡NO DAÑEMOS!: REFORMEMOS LA PARTE DAÑINA DEL COMUNISMO Y SIMILARES

Si queremos un mundo mejor en que vivir, con menos sufrimientos y abusos, es necesario cambiar las 10 principales formas de pensar causantes de muchas maldades: racismo/ultranacionalismo, especismo, imperialismo, machismo, tradicionalismo iliberal, ultraderechismo, comunismo, esclavismo, autoritarismo y abusivismo… leer más en…

¡NO DAÑEMOS!: Apartémonos del DECÁLOGO DE LA MALDAD

Todos tenemos creencias de ese tipo, por lo que conviene que todos hagamos un trabajo de limpieza de nuestra mente para conseguir un mundo más feliz. Dentro de todo este ingente trabajo por un mundo más feliz en que vivir está la reforma del comunismo, una buena misión que animo a que todos los comunistas de buena fe lleven a cabo.

Para ello primero es necesario entender bien cuál es el problema (en qué medida el comunismo es causante de grandes padecimientos y atropellos) para a continuación abordar la solución del mismo.

DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Los regímenes comunistas generalmente han aportado mejoras, como alfabetización (aunque en las democracias liberales capitalistas también se ha producido), industrialización en algunos países (menor que en Occidente), mejora de la sanidad para las clases bajas (pero no tanto como en las socialdemocracias) y empleo garantizado para todos o casi todos. 

Sin embargo, también son culpables de los 10 Jinetes Comunistas del Apocalipsis:

1. Grandes genocidios y hambrunas: entre unos 100 y 150 MILLONES de muertos.

2. Torturas horribles, como empalamientos, crucifixiones, desollamientos (ir arrancando la piel), introducir ratas en las entrañas, etc.

3. Campos de trabajos forzados: más de 20 MILLONES de víctimas.

4. Desplazados a gran escala contra su voluntad: más de 10 MILLONES.

5. Dictaduras totalitarias, opresivas y represivas que cometen violaciones masivas de derechos humanos.

6. Ambiente de miedo: el comunismo ha ido acompañado de terror en todos los lugares donde se ha introducido, ya que de otra manera no es posible imponerse a la mayoría.

7. Explotación del proletariado, incluso con trabajo esclavo.

8. Pobre nivel de vida: en Corea del Norte 22 veces más bajo que en Corea del Sur, en Europa del Este 7 veces más bajo que en la del Oeste, etc.

9. Liberticidio: las libertades son un componente importante de la felicidad de las personas y muchas de las mismas han quedado abolidas por las tiranías ultraizquierdistas.

10. Bajo nivel de bienestar subjetivo (el que la gente afirma tener), según diferentes estudios muy inferior en las dictaduras comunistas que en las democracias liberales capitalistas. Esa gran insatisfacción vital llevó a una estampida masiva de decenas de millones de emigrantes desde los primeros países hacia los segundos.

Leer más en… 

¡EVITEMOS DAÑOS!: Conozcamos los sufrimientos causados por el comunismo y similares

¡EVITEMOS DAÑOS!: Recordemos las atrocidades cometidas por el comunismo soviético para que nunca se repitan

 ¡EVITEMOS DAÑOS!: Rechacemos las barbaridades perpetradas por el comunismo asiático

 ¡EVITEMOS DAÑOS!: Seamos conscientes de los perjuicios del chavismo para que no se contagien a otros países 

 

LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA COMUNISTA: SU REFORMA Y REORIENTACIÓN

De forma general, la mejor manera de reformar el marxismo es mudando a posturas socialdemócratas, ideología que no sólo no ha causado los estragos del comunismo, sino que además ha hecho grandes aportaciones al bienestar de la humanidad. En este sentido, ha reducido las jornadas de trabajo a niveles compatibles con el bienestar, prohibido el trabajo infantil y conseguido una vida decente para jubilados y personas con discapacidad laboral. También ha dado acceso a la sanidad a quien no se la podía permitir, derechos de las mujeres, del colectivo LGTBI, etc. No soy votante (al menos en la actualidad) de ningún partido socialista, pero siento un gran respeto y agradecimiento por la socialdemocracia moderada.

A nivel más concreto, si lo que quieres es una atención primaria en que los doctores dediquen 15 ó 20 minutos a los pacientes en vez de 10 o que se reduzcan las listas de espera para las operaciones puede ser más efectivo crear o añadirte a alguna iniciativa orientada a conseguir esas metas concretas. Es mejor eso que apoyar a partidos que si tuviesen el poder a medio y largo plazo podrían causar un gran deterioro de la sanidad, como ha sucedido en Venezuela, ya que si hunden el barco de la economía como consecuencia sumergen también los camarotes en que se encuentran los diferentes servicios públicos y componentes del estado del bienestar.

Y a un nivel más individual, si lo que te gusta es una vida colectivizada (lo cual es algo natural en bastante gente, ya que el género humano ha vivido la mayor parte de su historia en bandas de recolectores-cazadores que lo compartían todo), vive de esa manera, pero no lo impongas a nadie. 

Es decir, aplica un comunismo liberal: busca a otras personas que decidan libremente vivir de esa forma contigo, ya sea bajo la forma de una cooperativa, comuna u otra que se os ocurra. En la democracia liberal capitalista todo eso es posible. Si quieres que los medios de producción sean de propiedad colectiva, no los robes a nadie para colectivizarlos, sino que crea una cooperativa con otros interesados y con vuestro dinero adquirid los medios de producción que necesitéis. 

Y si no tenéis todavía ese dinero, trabajad, ahorrar y pedir préstamos para conseguirlo, como lo suelen hacer los emprendedores. Pero siempre vivid y dejad vivir. Llevad a cabo vuestro sueño comunitarista con otras personas que también lo deseen pero dejando en paz al resto, compartiendo con quien quiera compartir pero sin hacer daño a nadie y sin quitar a nadie lo que es suyo. 

Porque no tenemos por qué ir todos en la misma dirección, como los coches de carreras en un circuito de Fórmula Uno, sino que cada persona es un barco con el rumbo que decide él. Por tanto hay una gran diversidad de embarcaciones y rutas, que a veces se cruzan y otras se separan. Es lo que se llama LIBERTAD.

Leer ¡NO DAÑEMOS!: Respetemos la libertad de los demás  

Los que de algún modo apoyaron a los partidos comunistas y similares que han causado tanto sufrimiento son corresponsables de todo ello. Son las columnas en que se ha apoyado ese gran monstruo arquitectónico. No seamos cómplices nosotros, sino ciudadanos honestos y decentes que se oponen a cualquier ideología o mentalidad que cause daños a inocentes.

Leer ¡NO DAÑEMOS!: No seamos cómplices ni coadyuvantes de la injusticia

La amenaza marxista, contrariamente a lo que puede parecer, no ha desaparecido, sino que sigue ahí, aunque haya caído el Muro de Berlín, del mismo modo que no ha desaparecido el riesgo de epidemia aunque hayamos superado el Covid. Cualquier desgracia que haya sucedido en el pasado puede volver a repetirse, ya que a veces la historia es cíclica. 

No demos por asegurado ninguno de los avances conseguidos, ni siquiera la democracia, las libertades y derechos y la prosperidad de los que disfrutamos en la actualidad, ya que algunos países también consiguieron avances para luego caer en grandes retrocesos. No bajemos nunca la guardia, porque el abuso en sus múltiples formas es parte de la naturaleza humana y pueden manifestarse donde menos te lo esperas cuando menos te lo esperas. Es un oso hibernando en una cueva que puede despertar en cualquier momento.

Leer ¡EVITEMOS DAÑOS!: Veamos la maldad detrás del comunismo

Leer ¡EVITEMOS DAÑOS!: Cuidado con la semilla del mal contenida en los escritos de Marx 

Si quieres evitar para ti, tus seres queridos y el conjunto de la sociedad los estragos innecesarios que ha causado el comunismo e ideologías similares en tantos lugares, por favor comparte toda esta información que mucha gente desconoce para que pueda abrir los ojos.

Leer ¡EVITEMOS DAÑOS!: Alertemos de la nocividad de la extrema izquierda contemporánea

Leer ¡EVITEMOS DAÑOS!: No ignoremos la amenaza ultraizquierdista

Gracias,

 Xavier Paya 

¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor.

 

Lee: otros artículos de ¡NO DAÑES!…

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen cualquier tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.

¿QUIERES AYUDARNOS EN ELLO PARA DEJAR UN MUNDO MEJOR AL QUE HAS ENCONTRADO?