¡NO DAÑEMOS!: No seamos especistas supremacistas

VER VIDEO 

Me crié en la cultura judeo-cristiana tradicional según la cual el ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios y por ello es amo y señor de todos los animales, los cuales fueron creados por el Señor para que nosotros podamos utilizarlos a nuestro antojo en nuestro propio beneficio (Génesis 1:26), incluso aplicando la crueldad para ello.

Más tarde me di cuenta de que en la mayor parte de culturas la concepción suele ser la misma. Aúna especismo cosificador, supremacismo narcisista perverso, antropocentrismo explotador y crueldad.

ESPECISMO COSIFICADOR

Es una forma de discriminación basada en la especie a la que pertenece cada cual. Parte de una etiquetación con 2 clases totalmente diferenciadas: nosotros (humanos), que lo somos prácticamente todo, y los otros (animales), que no son prácticamente nada, simples objetos para nuestro uso y disfrute, uso y abuso.

Se trata de una categorización:

  1. INCORRECTA, porque nada tiene que ver con la clasificación taxonómica que usan los científicos, que dividen a los seres sensibles en cordados y no cordados, vertebrados e invertebrados, que pueden ser peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, que a su vez tienen otras subdivisiones.
  2. ABSURDA, porque nosotros, los homos sapiens, también somos animales, concretamente animales vertebrados, mamíferos, primates, simios, monos del Viejo Mundo y homínidos que según algunos estudios comparten el 98-99% del ADN de sus primos homínidos más cercanos, los chimpancés.
  3. INSENSIBLE, porque no tiene en cuenta un dato muy relevante: muchos animales también sienten y los mamíferos experimentan las mismas emociones y con una intensidad similar que los humanos.
  4. CARENTE DE ÉTICA por considerar a seres que sienten y sufren como simples cosas dañables y pisoteables. No son meros objetos, sino seres sensibles como nosotros, incluso cada uno de ellos con su propia personalidad.

El especismo cosificador suele estar muy relacionado con el gregarismo tóxico, como el racismo, etnismo, xenofobia y ultranacionalismo.

VER VIDEO 

SUPREMACISMO NARCISISTA PERVERSO

Consiste en creernos superiores al resto de animales y que por tanto podemos explotarlos en nuestro beneficio y hacerles sufrir.

Es similar al supremacismo de tipo racista (como el supremacismo blanco o japonés), etnicista (como el germano-parlante propio de los nazis o el de otros ultragregarios) o nacionalista, también llamado chauvinismo.

Aunque todos o casi todos solemos caer en algún tipo de creencias y sentimientos de superioridad e inferioridad, es un tipo de pensamiento erróneo. Porque objetivamente nadie es superior a nadie, sino que cada uno de nosotros somos un elemento más integrante de la naturaleza y el universo. Desde un punto de vista científico, no somos más que un puñado de partículas con energía asociada. Es más, parte de esas partículas están entrando y saliendo de nosotros constantemente, con la respiración, al comer, al beber, orinar, etc.

No sólo no somos superiores ni siquiera a la silla sobre la que nos sentamos, a las baldosas que pisamos, la manzana que nos comemos o el aire que respiramos, sino que no hay una clara distinción entre nosotros y lo que nos rodea, ya que todo ello es en realidad un gran campo de partículas en constante interacción entre ellas.

Se agrupan formando diferentes estructuras, como la de una persona, un perro o una flor de forma efímera durante un tiempo para luego adoptar otras formas.

Otro argumento típico de los especistas supremacistas para justificar nuestra superioridad es que el ser humano tiene inteligencia y otras especies no. Incluso lo afirman con convicción a pesar de no haberse tomado la molestia de dedicar tan sólo 5 minutos para consultar este tema en Google.

Si lo hiciesen se darían cuenta que… 

su afirmación constituye otro error, ya que, según los investigadores sobre este tema, los mamíferos como las vacas o los cerdos tienen un nivel de inteligencia igual a la de un niño de hasta 4 años.

Si aplicamos la misma regla de 3 que usan los especistas, ¿un adulto es superior a un niño y por tanto puede explotarlo y maltratarlo? ¿Y puede en consecuencia hacer lo mismo un superdotado con alguien con una inteligencia media? ¿Y éste con una persona con síndrome de Down?

Pero no te vayas todavía, porque aún hay más. Los expertos dicen que los cetáceos posiblemente procesen pensamientos y emociones más complejos que los homos sapiens, ya que tienen más encefalización que nosotros. Lo delfines tienen incluso un 40% más de córtex y con más dobleces.

VER VIDEO 

Es más, muchos creen de forma narcisista y engreída que los humanos somos seres racionales, a diferencia del resto de especies. Pero la realidad es muy diferente, ya que la mayoría de personas tienen unas capacidades analíticas medianas y bajas que no les permiten racionalizar y cuestionarse por sí solas lo que les han inculcado. Parte de ellos sí pueden hacerlo cuando alguien externo les induce a preguntarse si es verdad, pero no por sí solos.

Se da la paradoja de que justamente los que más esgrimen el argumento de la inteligencia y la racionalidad para abusar egoístamente de otros seres sintientes son los que tienen menos motivos tienen para enorgullecerse de su coeficiente intelectual. Porque está demostrado que hay una correlación entre inteligencia superior con veganismo y respeto por los animales y viceversa.

Otra prueba de que el tipo de concepciones que tenemos sobre otras especies son subjetivas es la gran diferencia de las mismas según las culturas. Para los hindús las vacas son sagradas, pero pueden usar y abusar de los cerdos. En cambio, los musulmanes tradicionalistas no pueden consumir cerdos, pero sí vacas, y consideran al perro como un animal impuro, por lo que lo tienen prohibido tenerlo como mascota. En cambio, en la cultura occidental éstos tienen una posición de gran privilegio, a diferencia de vacas y cerdos.

Esa gran diversidad incongruente de nociones demuestra que son inventadas y transmitidas de padres a hijos. Y también que somos tan limitados intelectualmente que nos las creemos como bobos simplemente porque nos lo dijeron o lo hemos visto así desde niños.

Una muestra de nuestro supremacismo narcisista es usar como insultos o descalificativos los nombres de otras especies, como la palabra “animal” como sinónimo de bruto a la vez que el término “humano” como todo lo contrario, a pesar de que ninguna especie comete las atrocidades de los seres humanos.

Otro ejemplo muy típico es usar cerdo, marrano, cochino, puerco, gorrino, guarro como sinónimo de sucio, a pesar de que esta especie es muy limpia. Son los humanos los que los mantienen en jaulas o espacios tan pequeños que no les queda más remedio que defecar y orinar en el mismo.

Y hay bastantes más, como sabandija, alimaña, animal de carroña, buitre, hiena, cabrón, gusano, víbora, mal bicho, burro, zorra, gallina, borrego, rata, perra, etc.

Todo ello es una falta de respeto que procede de sociedades tóxicas.

Leer más sobre este tema en ¡NO DAÑEMOS!: combatamos el narcisismo perverso que todos tenemos

VER VIDEO 

ANTROPOCENTRISMO EXPLOTADOR

Consiste en creer que los humanos somos el centro del universo y que por tanto todo lo que hay en el mismo es para nosotros.

Leer más en ¡NO DAÑEMOS!: Digamos no al antropocentrismo explotador…

 

CRUELDAD

Es la consecuencia de todo lo anterior, así como de la naturaleza hiperdepredadora  del género humano. Nuestra tiranía contra animales es igual a la que han ejercido los blancos con otras razas, los nazis con los judíos o los espartanos con los periecos.

El nivel de maldad es tanto más alto cuanto mayor es el grado de psicopatía, tradicionalismo obstinado en mantener las injusticias, dogmatismo supremacista y afán de seguir al rebaño adonde vaya, incluso para dañar.

Leer más en ¡NO DAÑEMOS!: Tampoco a los animales

¡SEAMOS CIVILIZADOS!

Vemos a generaciones de hace varios siglos como bárbaras y atrasadas porque cometían toda una serie de atrocidades y en el futuro posiblemente nos verán a nosotros de esta manera. Apuntémonos ya al carro de ser evolucionados y comportarnos de manera decente y digna, no haciendo daño  a ningún ser sintiente que no sea en legítima defensa contra el agresor.

Gracias por compartir si quieres ahorrar muchos sufrimientos,

 Xavier Paya 

Iniciativa ¡NO DAÑES!

www.institutodelbienestar.com

NO HAGAMOS DAÑO A NADIE, salvo legítima defensa contra el agresor

 

Lee: No cosifiquemos

Lee: otros artículos de ¡NO DAÑES!…

Con la iniciativa ¡NO DAÑES! luchamos por evitar que te causen cualquier tipo de sufrimiento o daño a ti, tus seres queridos y los demás.

¿QUIERES AYUDARNOS EN ELLO PARA DEJAR UN MUNDO MEJOR AL QUE HAS ENCONTRADO?